Scroll Top

Hablar en público sin muletillas

Muletillas
Hay buenos investigadores, eeeeeeeeh con excelente curriculum, eeeeh… que sin embargo dan verdadera pena cuando hablan eeeeeeh en público, eeeeeeh interrumpiendo continuamente eeeeeh lo que están contando de una manera eeeeh… lastimosa. Eeeeh…, parecen alumnos de eeeeeh primaria.
 
Aprender a hablar en público de manera fluida y sin muletillas requiere práctica y conciencia de los hábitos de habla. Aquí van algunas recomendaciones y ejercicios para ayudar a mejorar las habilidades de comunicación:

Conciencia de las muletillas: Lo primero es ser consciente de las muletillas que se utilizan con frecuencia. La más usual es llenar las frases de “eeeeeh”. Graba tus presentaciones o practica frente a un espejo para identificar las palabras o sonidos que repites con mayor frecuencia.

Respiración y pausas: La respiración adecuada es esencial para hablar de manera fluida. Asegúrate de tomar respiraciones profundas antes de comenzar a hablar y durante tu presentación. Además, utiliza pausas intencionales para pensar en lo que vas a decir a continuación y darle fluidez a tu discurso. ¡No corras!

Práctica y preparación: La preparación previa es clave para hablar en público sin muletillas. Familiarízate con el tema que vas a presentar, organiza tus ideas y ensaya tu discurso en voz alta varias veces. Cuanto más practiques, más confianza adquirirás y menos propenso serás a utilizar muletillas.

Grabación y autoevaluación: Graba tus presentaciones y escúchalas posteriormente. Habla despacio. Presta atención a las muletillas y anota cuándo y cómo las utilizas. Identificar tus patrones te ayudará a corregirlos.

Vocabulario y conocimiento del tema: Amplía tu vocabulario y aumenta tus conocimientos sobre el tema que vas a presentar. Cuanto más preparado estés, menos dependerás de las muletillas para llenar los espacios en blanco.

Participa en grupos de debate o clubes de oratoria: Unirse a grupos donde puedas practicar hablar en público te brindará la oportunidad de recibir retroalimentación constructiva de otros miembros y te permitirá perfeccionar tus habilidades. Quizá puedas acordar trabajar este asunto con algún compañero.

Practica la articulación y la dicción: Realiza ejercicios de vocalización, pronuncia claramente cada palabra y presta atención a la articulación de los sonidos. Esto te ayudará a evitar las muletillas y a hablar con mayor claridad. ¡Sobre todo, habla despacio!

Recuerda que eliminar las muletillas requiere tiempo y esfuerzo, así que sé paciente contigo mismo. Con la práctica constante y la conciencia de tus hábitos de habla, podrás mejorar significativamente tu capacidad para hablar en público sin utilizar unas muletillas que tanto molestan y tan mala imagen te dan.
 
Cuando tengas que hablar en público casi siempre dispondrás de poco tiempo: no tienes que correr para decir atropelladamente muchas cosas. Lo que tienes que hacer es preparar menos diapositivas.
 
Equipo de EPI